Bioimpedancia: consejos para que la medición sea más exacta

Consejos para conseguir mayor precisión en la medición de composición corporal mediante bioimpedancia (BIA)
consejos bioimpedancia

A pesar de ser uno de los factores que más peso (winkwink) se le da, el peso no debería ser el parámetro más importante que determine la salud o físico de las personas, sobre todo cuando se contempla de manera aislada. Como os figuraréis, no tendrá mucho que ver el físico o composición corporal de un culturista de 90 kg con una persona sedentaria obesa de ese mismo peso. Aun así, es probable que, sólo mirando estos datos, al culturista le digan que tiene sobrepeso aun teniendo menos grasa que una lechuga, porque su IMC (que sólo tiene en cuenta altura y peso) será elevado.

Es por esto que en las consultas de nutrición dejamos el peso y el IMC a un lado (salvo en algunos casos, sobre todo en pesos insuficientes) y nos fijamos más en la composición corporal de la persona. Es decir, lo que nos interesa es cuánto tejido graso tiene y cómo se distribuye, que es lo que realmente se asocia con la salud y estética del paciente.

Una de las maneras más rápidas y fiables de determinar la composición corporal es la bioimpedancia o impedancia bioeléctrica (BIA). El primero radica en que, pese a la gran inercia social que acarrea, el peso por sí solo no es un buen marcador de salud, salvo en casos extremos.

EN EL BLOG

¿Cómo funciona la bioimpedancia?

Una báscula de bioimpedancia mide la resistencia (impedancia) que tiene que vencer una corriente eléctrica completamente imperceptible para el paciente al atravesar sus distintos tejidos corporales. Esta corriente puede ser monofrecuencia o multifrecuencia, siendo esta última mucho más precisa y costosa, con lo que no se emplea en las básculas que se encuentran en el mercado de uso doméstico. 

Por otro lado, la báscula de bioimpedancia puede constar de 4 electrodos o fuentes de emisión y recepción de corriente (usualmente 2 por cada pie) u 8 electrodos. En el primer caso la corriente eléctrica viaja sólo por la parte inferior del cuerpo, de una pierna a otra, mientras que cuando se emplean 8 electrodos la corriente viaja también por la parte superior del cuerpo. Así, las balanzas con 8 electrodos son mucho más precisas que las de 4, sobre todo teniendo en cuenta la gran diferencia en la distribución de grasa entre la parte superior e inferior del cuerpo.

Pero ¿qué mide en realidad?

Ya sabes que el agua es un muy buen conductor, y que el músculo es un tejido con mucha agua (aproximadamente el 73%). Por el contrario, la grasa es un muy mal conductor y se podría considerar un aislante: la corriente eléctrica choca con ella y no puede pasar (hay una “impedancia” o “resistencia”). Así, en una persona con mucha masa muscular la corriente pasará más rápido que en una persona con mucha masa grasa.

La báscula entonces integra esa impedancia o resistencia con la información del paciente (edad, altura y sexo) y diferencia así dos tipos de tejido: la masa grasa y la masa libre de grasa.

  • Masa grasa
  • Masa libre de grasa. Ésta se subdivide a su vez en:
    • Tejido muscular  o músculo
    • Tejido óseo o hueso
    • Tejido conjuntivo – cartílago, tendones etc.                                                                               
MISMO PESO MISMA ALTURA MISMO IMC (1)

¿Qué factores pueden afectar los resultados de la bioimpedancia?

Por gracia o desgracia, hay algunos factores que pueden condicionar los resultados. Entre ellos están:

  • Etnia
  • Sexo
  • Actividad física reciente
  • Ingesta de alcohol, diuréticos, té, café antes…
  • Posición del cuerpo
  • Líquido bebido previamente
  • Contenido de sal y carbohidratos refinados en comidas anteriores
  • Momento del ciclo menstrual


En cualquier caso, lo más correcto será comparar mediciones hechas en las mismas condiciones (si la medida la realizaste dos horas después de desayunar, procura que la siguiente vez sea también en ese momento del día).

Para conocer qué medidas puedes tomar para que las mediciones sean lo más exactas y reproducibles posible descárgate el documento de aquí abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *